Cinco motivos para aprender inglés con títeres en las extraescolares de Clap!

¿A qué niño no le encanta que le cuenten un cuento o que representen una obra de teatro? Seguro que os cuesta encontrar a alguien que conteste que no. ¿Y por qué os preguntamos esto? Porque el teatro también es una poderosa arma pedagógica, sobre todo en Infantil. Y en Clap! lo tenemos muy claro. Así que este año para aprender inglés en Infantil en todas nuestras extraescolares contamos con ayudantes muy especiales: títeres que acompañan a nuestras profesoras y profesores en cada sesión. Una herramienta ideal en cualquier curso de inglés, pero sobre todo para aprenderlo a temprana edad (si tenéis alguna duda, mirad las caras de las fotos que tenéis al final del artículo). Y ahora os contamos seis motivos por los que en las extraescolares de Clap! utilizamos títeres para aprender inglés de una manera más divertida y adaptada a las experiencias de los peques.

CAPTAR LA ATENCIÓN. Una de las tareas más importantes es captar su atención. Sobre todo cuando la lengua vehicular de la actividad es en otro idioma. No es lo mismo contar una actividad de tú a tú (maestra-alumno) que que lo haga un títere. Les llama mucho más la atención. Sabine, una de nuestras profesoras, nos explica que con Frankie «todo les parece más divertido». Ella establece un diálogo con Frankie, que siempre tiene el protagonismo. «Y si Frankie dice jump, no tardan ni un segundo».

TRABAJAR LAS DESINHIBICIÓN. Las técnicas teatrales son muy útiles para que niños y niñas pierdan la vergüenza, se suelten a la hora de utilizar un idioma que no dominan, y especialmente a los más tímidos. «Si hablan a través del títeres se sueltan con más facilidad y son más participativos. Por ejemplo, si tienen a Frankie en sus manos y saben que el protagonista es él, les hace que pierdan la vergüenza. Así son capaces de hablar en inglés», explica Sabine. Hasta una niña de 3 años que no hablaba en clase, ni en castellano, ha roto la barrera gracias a Frankie.

CONSOLIDAR RUTINAS. En Infantil es muy importante trabajar rutinas y estructurar el tiempo. Y en esta tarea el papel de nuestras ‘mascotas’ también es importante. Cada vez que repites una acción con las indicaciones oportunas en inglés, niños y niñas repiten lo mismo y la comprensión mejora porque se hace en un contexto que les es conocido.

FOMENTAR LA PARTICIPACIÓN. Los títeres son los mejores ayudantes. Todos quieren tocarles, hablarles e imitarles. Niños y niñas se prestan con más facilidad a participar en la dinámica que les proponemos. Y lo hacen en inglés. Porque nuestros títeres no hablan ni una sola palabra en castellano.

FAVORECER VALORES. Además de cuestiones relacionadas con el aprendizaje del inglés, también nos ayuda a fomentar el respeto entre ellos cuando hacemos juegos, por ejemplo. A nuestros títeres no les gusta que nadie grite, por ejemplo. Y a los peques les gusta que su ‘mascota’ esté contenta.