Educar en verde: cómo la naturaleza ayuda en el desarrollo infantil

Hace algunos meses tuvimos la suerte de contar con la presencia de Heike Freire  en el Congreso de Educación Viva y no Directiva organizado por Momo Espai Creatiu con la colaboración de la Universitat Jaume I. Además volvió a inspirarnos con su participación en el Castelló Educa que tuvo lugar hace un par de semanas. Heike es psicología y filosofía y ha sido asesora del gobierno y la administración francesa desde el Instituto de Educación Permanente de Paris. Es también una activista por los derechos de la infancia y ha sido miembro del consejo asesor de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, aunque también ha participado en otras instituciones como el IDEN (International Democratic Education Network), GSIA (Grupo de Sociología de la Infancia), Ecologistas en Acción (Grupo de reflexión sobre el currículo alternativo) y el Ateneo de Madrid (Sección Educación). “Educar en verde. Ideas para acercar a niños y niñas a la naturaleza” es además uno de nuestros libros de cabecera, cuya filosofía siempre tenemos presente a la hora de programar actividades en Clap!.

La naturaleza como aliada de la infancia

Una de las cosas que mas lamenta Heike es como nos hemos ido progresivamente alejando de la naturaleza. Si nos fijamos en el contacto que tenían nuestros padres con la misma, comparado con el de nuestros/as hijos/as el cambio es increíble, hasta el punto que durante la infancia apenas hay relación directa con animales y vegetación.

img_1296

El contacto con la naturaleza enseña a los/as niños/as a sentirse libres, confiar en uno mismo y en los demás, emocionarse, asumir riesgos, colaborar, ser creativos y aprender de las estrategias de la naturaleza. En definitiva, se trata de un elemento que les ayuda en el desarrollo sensorio-motor, intelectual, social y afectivo. Por eso, Freire está dedicando una parte importante de su tiempo a asesorar a colegios, tanto públicos como privados, en la forma de adaptar los patios para convertirlos en espacios donde los elementos naturales y vivos sean más importantes.

En este vídeo puedes conocer un poco mejor la filosofía de Heike:

La seguridad

Un aspecto importante en las pedagogías activas es cuestionarnos cómo entender la seguridad de la infancia. Obviamente ninguno queremos que nuestros/as hijos/as sufran ningún daño. Pero la seguridad no debe tratarse como una cuestión pasiva, sino también activa. Es decir, debemos enseñar al niño/a a comprender el peligro por si mismo y a que desarrolle estrategias de protección. Esto además le ayudará también en su autonomía personal y en su inteligencia emocional. Por ejemplo, si siempre cortamos la fruta de nuestro hijo para que no se corte, nunca aprenderá qué es lo que debe hacer con un cuchillo, no aprenderá a percibir sus riesgos y esto si puede llegar a entrañar peligros.

El papel de los educadores y las instituciones

Para Heike tanto educadores como instituciones debemos convertirnos en diseñadores de espacios que favorezcan el desarrollo natural de los/as niños/as. Es decir, debemos ser capaces de crear un entorno que favorezca el libre aprendizaje, que exponga a la infancia a elementos naturales con los que interactuar y que despierte la curiosidad.
Este principio es el que nos ha guiado en nuestro camino a la hora de programar las campañas de educación medioambiental en BorrianaNules, Almazora y Vila-real. Además, en estos tres últimos municipios continuamos las campañas con la transformación colaborativa de un espacio público en desuso. Esta transformación la conseguimos mediante talleres en los cuales participan familias, niños/as, adultos, colectivos locales y colegios. Es un proyecto que nos apasiona en el que aplicamos pedagogias activas para que los participantes experimenten de primera mano la sostenibilidad: técnicas agrícolas sostenibles, principios de permacultura, bioconstrucción, ahorro de recursos energéticos y ecodiseño.

17903465_1540232559345173_8553089328269388460_n